Sobre la empresa

Cuid-m nace de la necesidad de ofrecer un servicio alternativo a los Centros de Salud y residencias de ancianos que permitan a las personas mayores continuar sus cuidados en el domicilio.

Nuestros clientes son personas mayores que, estando en su domicilio, tienen un cuidador principal y que debido a sus características (fragilidad, demencia, pluripatología, enfermedad avanzada) necesiten de atención sanitaria específica.

Cuid-m además de ofrecer atención sanitaria, también destaca por el apoyo emocional al enfermo y a la familia durante la evolución de la enfermedad o pérdida de capacidades inherentes a la edad.

La actividad que realizamos es de aspecto sanitario, tanto en procedimientos de enfermería generales, como elaboración de planes de atención individualizado acorde a las necesidades de cada persona. 

Algunos de los servicios que ofrecemos son: atención a enfermos de demencia, atención en la fase terminal y procedimientos generales de enfermería.

Destacamos por la formación específica en la atención y el carácter cercano y personalizado de la misma. Asumimos un gran compromiso atendiendo a nuestros clientes con humanidad, respeto, sensibilidad, empatía y dignidad.

0 %
Servicio 100% profesional
0 %
Atención 100% personalizada
0 %
Calidez 100% garantizada

Apoyo emocional al paciente y su familia

Humanidad, respeto, sensibilidad, empatía y dignidad

Formación específica en atención cercana y personalizada

A disposición de los pacientes los 365 días del año, las 24 hs

Sobre la Fundadora

Mi nombre es Sandra López Martín. Soy enfermera desde hace más de 10 años, trabajando siempre en el área de geriatría. Por este motivo, he ido completando mi formación en el sector, cursando diferentes Másteres en Envejecimiento y en Atención Integral en Cuidados Paliativos, además de numerosos cursos complementarios.

Personalmente, la motivación para crear este proyecto es la de ofrecer calidad y calidez en la atención a los mayores, y brindar apoyo psicológico y emocional a estos y sus familiares. Dedicarles mi trabajo a diario, todo el tiempo que sea necesario a mis pacientes, para que se sientan satisfechos y orgullosos de contar con una enfermera de referencia que atiende a sus necesidades fisiológicas y emocionales o espirituales.

Mis valores se ven representados en la empresa: humanidad, respeto y pasión por mi trabajo. A lo largo de mi trayectoria he obtenido una incalculable satisfacción personal trabajando con personas mayores. Asumo compromisos de gran peso, ofreciendo atención cálida y personal, respeto profundo a sus creencias y valores, y apoyo emocional tanto al paciente como a su familia.